Álvaro López, nuevo Rey de Reyes del Festival de la Leyenda Vallenata.

Quedar en la historia como Rey de Reyes de las bodas de oro del Festival de la Leyenda Vallenata es para Álvaro López motivo de orgullo y doble alegría.
El acordeonero de la dinastía de los López, del municipio de La Paz en César, se llevó la corona luego de estar entre los finalistas que comenzaron a tocar en la noche del domingo en la Tarima Colacho Mendoza, del Parque de la Leyenda Consuelo Araújo Noguera. Al ser coronado como el cuarto Rey de Reyes agradeció a su compañero de fórmula Jorge Oñate y a Diomedes Díaz.
“Quiero agradecer a todos los amigos que me apoyaron, a Jorge Oñate (actual pareja musical) en especial, a su familia, a mis hijos, a mi padre. Esta corona es un homenaje a mi compañero de fórmula Diomedes Díaz y a su hijo Martín Elías”, expresó.
En el último disco de Oñate, llamado Patrimonio Vallenato, Álvaro López le entregó al disco verdaderos y auténticos pases vallenatos. El acordeón es el centro de las canciones de ese reciente trabajo de Oñate y como si fuera un presagio de ese buen inicio de año, el talento de “Álvarito”, quien ya fuera Rey en el Festival de la Leyenda Vallenta de 1992, le dio la corona anhelada para todo acordeonero.
En el segundo y tercer lugar se ubicaron Christián Camilo Peña y Almes Granados, respectivamente.
Álvaro López Carillo hace parte de una dinastía que le ha dado mucho al género. Rodolfo Molina, Presidente Ejecutivo de La Fundación Festival de la Leyenda Vallenata le dijo al diario El Heraldo hace varios años que la familia López “condensa toda una riqueza histórica y cultural que aporta a perpetuar la tradición vallenata en su esencia. La dinastía López es guardián del vallenato costumbrista’’, precisó.
Las mieles del triunfo que ha saboreado la Dinastía López al coronar a cuatro acordeoneros como reyes vallenatos profesionales, ahora tiene un sabor mucho más dulce con Álvaro con el máximo galardón del Festival de la Leyenda Vallenata.
A sus 59 años se convirtió en el IV Rey de Reyes de la historia, con las bases que le sembraron su padre Miguel López Gutiérrez, Rey Vallenato; su tío Elberto ‘El Debe’ López (1980) y su primo Navín (2002), a quien debió enfrentarse durante la contienda por la corona.
López estuvo acompañado en la caja por Widinso Arias Martínez y el guacharaquero Ricardo José Vega Vásquez. Interpretó el merengue Alcirita de Luis Enrique Martínez, el paseo Consuelo de Rafael Escalona, la puya Dejala vení de Nafer Durán y el son Delicado y sencillito de Francisco Rada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *